Puedes sorprenderte un día de tus logros y sentirte apesadumbrado otro, cuando tus torpezas superan las expectativas. ¿Qué ocurre?... Estos cambios que nos confunden quizá tengan una respuesta.

 

 

Biorritmos,
¿la clave de nuestros mejores días?

 

En el cuerpo humano interactúan múltiples procesos químicos que nos afectan. Los biorritmos no son "fuerzas extrañas" ni efectos relacionados con el esoterismo o la Astrología, simplemente son cambios naturales propios de nuestra biología. Conocerlos es conocerte mejor y tener la opción de orientar más acertadamente tus energías y capacidades personales.

 

¿Qué son los biorritmos?

 

La teoría de los biorritmos es todavía un tema controvertido en la ciencia, por lo cual hace años decidí comprobarla personalmente. Luego me entregué a su estudio una vez que, tras atentos seguimientos, se evidenció en mis experiencias particulares. La teoría partió inicialmente de las observaciones del médico y biólogo alemán Wilhelm Fliess (1858), el cual había notado alteraciones físicas que afectaban a la evolución de sus pacientes con cierta periodicidad. Posteriormente, otros investigadores fueron añadiendo nuevas observaciones que ratificaban las del Dr. Fliess y descubrían otros procesos que fueron completando la actual teoría de los biorritmos: ciclos de larga duración que de forma periódica y con gran exactitud afectan al rendimiento físico, al estado emocional y a la capacidad mental del ser humano.

 

Es decir, que de manera regular y durante toda la vida, inevitablemente tenemos unos días mejores que otros. Esto probablemente ya lo intuye y lo comprueba todo el mundo, pero lo interesante de la teoría de los biorritmos es que, tras las observaciones realizadas, nos proporciona la duración de los ciclos, de los periodos altos y bajos con la posibilidad de realizar cálculos para prevenir esos cambios.

 

Nuestro cuerpo tiene procesos químicos que se suceden de forma cíclica. Como ejemplos de ritmos biológicos elementales tenemos la respiración (inspiración / expiración) y el ritmo cardíaco (sístole / diástole). Ciclos algo más largos y con importante influencia externa son los circadianos, entre los que se encuentra la alternancia de la vigilia y el sueño. Otro ejemplo de ciclo largo, pero algo irregular, es el ciclo menstrual en la mujer.

 

 

La teoría general de los biorritmos de larga duración la componen tres ciclos de 23, 28 y 33 días, cuya característica fundamental e interesante es la gran precisión de sus evoluciones, lo cual facilita el cálculo y la posibilidad de prevenir cambios futuros.

 

Estos ciclos se dividen en dos fases. La primera mitad es la fase de alto rendimiento, y la segunda mitad es un periodo de recuperación en el cual el rendimiento personal disminuye. Tales alternancias influyen en nuestra actividad física, estado emocional y capacidad mental según las características generales de cada ciclo:

 

Ciclo Físico, de 23 días, se representa con el color rojo.

 

 

Influye en el rendimiento físico; estado físico general, esfuerzos musculares, resistencia, reflejos, fortaleza ante infecciones y enfermedades.

 

Ciclo Emocional, de 28 días, se representa con el color azul.

 

 

Afecta al estado emocional y a aspectos psicológicos relacionados; estado de ánimo, humor, relaciones personales, intuición y creatividad.

 

Ciclo Mental, de 33 días, se representa con el color verde.

 

 

Influye en el rendimiento mental; capacidad de razonar, comprensión, memoria y sentido organizativo. La fase alta y más efectiva, como en todos, se corresponde con la primera mitad, es decir los 16,5 primeros días, y la fase baja o negativa los 16,5 últimos; hasta reiniciarse el ciclo.

 

 

Hay que destacar también que, en todos los ciclos, cuando se cambia de fase (ya sea de la alta a la baja o viceversa) se han observado ciertas alteraciones en el organismo que pueden durar de uno a tres días afectando de forma muy especial a las características de cada ciclo. En la teoría de los biorritmos se les denomina "días críticos", y muy frecuentemente se asocian con excitaciones nerviosas, despistes y errores que pueden traducirse en algún tipo de accidentes. Es conveniente redoblar la atención en nuestras actividades durante esos días.

 

El cálculo

 

En cuanto al cálculo de los biorritmos personales, teniendo en cuenta la duración de cada ciclo y que cada uno se divide en dos fases, se hacen necesarias ciertas operaciones matemáticas que, sin ser excesivamente complicadas, sí ofrecen cierta complejidad. Debido a ello y con el objetivo de facilitar la labor y una adecuada observación de los ciclos, muchos investigadores también han creado diferentes sistemas de cálculo. Los sistemas más rápidos y efectivos son, evidentemente, los programas informáticos que con tal fin pueden desarrollarse, pero siempre dependen del soporte físico del hardware.

 

El Biocalendario

 

Tras mis experiencias personales trabajé en la creación de un nuevo sistema para poder observar nuestros ciclos con la máxima sencillez posible. Así nació el "Biocalendario", una tabla de valores en la que se pueden ver los ciclos personales tras la identificación de nuestros particulares números. Puede imprimirse luego en el tamaño deseado, aunque inicialmente se ideó como un recurso fácil de imprimir en tamaño bolsillo (A6, 15x10 cm. aproximadamente). Una vez confeccionado (operaciones de minutos) tiene una validez anual, sin que sea necesario realizar nuevos cálculos ni activar ningún soporte informático. Basta con echarle un vistazo y podemos observar la evolución de nuestros ciclos durante todo el año: las fases altas, las bajas, los días críticos, las diferentes combinaciones de los ciclos... Todo de un simple vistazo.

 

Aquí puedes adquirir una copia del Biocalendario con un eBook que incluye explicaciones más amplías sobre la teoría y las fórmulas para el cálculo de los ciclos personales.

 

 

 

  Descargar eBook Biorritmos en PDF (2,90€) >

 

Pack de oferta, 2 eBooks, Biorritmos con Biocalendario + El Mundo, blog (artículos y relatos):

 

  Descargar pack en PDF (3,50€) >

 

 

*Precios y ofertas sujetos a cambios de última hora, ver los enlaces.

 

Subir al principio

antoniomiguel.es © - Créditos de imágenes: ESO - NASA - Contacto: mail.@.antoniomiguel.es - Nota legal